RSS

TEMA 15 – 4: LA EDAD CONTEMPORANEA. SIGLO XX ( parte 1)

LA ESPAÑA CONVULSA DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX.

CRISIS DEL 98.

En 1902, concluye la regencia de Mª Cristina y  Alfonso XIII, tras su mayoría de edad, toma el trono de España, heredando la España en crisis tras el desastre de desastre del 1898 y la pérdida de las últimas colonias del antaño glorioso Imperio colonial español.

.

.

La pérdida de estas colonias hace despertar al pueblo español, consciente del final de toda una época y se sume en una profunda crisis de identidad nacional.

La pérdida del imperio colonial no produjo una profunda crisis económica, porque se respaldó con la repatriación de los capitales cubanos. Tampoco nadie se responsabilizó del desastre, aunque el ejército culpó este acontecimiento al poder civil.

Sin embargo, potenció una corriente denominada “Regeneracionismo” que estaba vinculada a los reducidos círculos de intelectuales. Su objetivo primordial estaba impulsado por la necesidad de un cambio y reformar el sistema de la Restauración. No consideraban adecuado para la evolución de España el sistema monárquico y político que existía en España en esos momentos.

Para poder hacer frente a este problema y, de ese modo, alcanzar la modernización o europeización, se plantean actuar para el Estado por el bien común y no al uso exclusivo de la oligarquía. Proponen realizar una reorganización política a través de una limpieza electoral y una dignificación de la vida parlamentaria. Además, una reforma educativa y política de activación de las obras públicas y la agricultura.

Las propuestas de renovación del sistema político desde fuera del mismo provenían de los regionalistas, los republicanos y las organizaciones obreras, pero su escasa representación en las Cortes impedía que pudiesen prosperar.

Los republicanos constituyen la oposición parlamentaria antimonárquica más importante, que solicita la ampliación de las bases sociales del régimen, las reformas sociales y al instrucción pública, pero estaba enormemente fragmentado entre el republicanismo histórico de Nicolás Salmerón con su Unión Republicana (1903) y los nuevos grupos del Partido Reformista, de Melquíades Álvarez, y del Partido Radical, con Blasco Ibáñez en Valencia y Alejandro Lerroux en Barcelona que defendía un agresivo anticlericalismo, intentando obtener el apoyo de los sectores populares urbanos.

El movimiento obrero, a pesar de aumentar su importancia capacidad de movilización, no consiguió imponer cambios sociales y políticos sustanciales.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) no consiguió su primer parlamentario hasta 1910 (Pablo Iglesias), defendiendo en las Cortes reivindicaciones obreras; su rama sindical, la UGT, siguió aumentando su implantación, pero reducida a los núcleos industriales de Asturias, Madrid y el País Vasco.

.

ALFONSO XIII SUBE AL TRONO EN 1902 ——————————————————————————————

.

En 1868, siendo aún un niño, la reina Isabel IIes destronada por la Revolución de 1868, «La Gloriosa», obligando a la familia real a partir hacia el exilio. La salida a Europa del joven príncipe supuso una experiencia inestimable al encontrarse con otros sistemas políticos como el francés, el austriaco o el británico. Fue el primer príncipe de España que se formó en centros educativos y militares extranjeros como un alumno más.

Alfonso XIII continúa con el régimen político de la Restauración pero con dos novedades: la participación activa del rey en la vida política y la desaparición de los políticos que habían dado vida al sistema, Maura gobernará en el Partido Conservador , y Canalejas en el Partido Liberal.
En general el reinado de Alfonso XIII pasa por las siguientes etapas :

  • El reinado de Alfonso XIII (1902-1931).
  • La crisis del turno de partidos (1902-1923).

a) La crisis de la alternancia (1902-1907).
b) La crisis del “Pacto de El Pardo” (1907- 1914).
c) España durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918).
d) La descomposición del sistema (1918-1923).

  • Intentos de solución y su fracaso: la dictadura y la caída de la monarquía.

a) La dictadura de Primo de Rivera (1923-1930).
b) La caída de la Monarquía (1930-1931).

.

LA EVOLUCIÓN POLÍTICA ENTRE 1902 Y 1909

.
En los primeros años del reinado se produjeron continuas crisis. Si exceptuamos el gobierno de Maura que duró de 1907 a 1909, se formaban nuevos gabinetes cada cinco meses por término medio. En el período hubo cuatro grandes problemas:

  • El primero era la conflictividad social con una gran oleada de huelgas en Barcelona, la minería bilbaína y el campesinado andaluz, a la vez que creció la afiliación a la UGT y el PSOE iba consiguiendo más votos.
  • El segundo fue la reaparición de la cuestión religiosa, los sectores progresistas se quejaban del dominio que ejercía la Iglesia sobre la enseñanza y reclamaban que se recortara su poder y se disminuyera su influencia social.
  • El tercero fue el problema militar generado por las consecuencias morales del Desastre y por la degradación del Ejército, plagado de oficiales y sin recursos materiales.
  • El cuarto problema fue el asentamiento del movimiento nacionalista. El Desastre produjo en el País Vasco un crecimiento del sentimiento nacionalista especialmente a partir de que Sabino Arana suavizase sus planteamientos. En Cataluña la pérdida de las colonias suponía un perjuicio para el desarrollo económico lo que hizo crecer el sentimiento nacional.

De 1903 a 1905 se sucedieron varios gobiernos conservadores de efectividad limitada.

En 1905 el Rey se vio obligado a optar por un gobierno liberal que estuvo marcado por una grave crisis política y militar con origen en Barcelona.

Allí se publicaron caricaturas y comentarios considerados ofensivos por muchos militares. Trescientos oficiales asaltaron e incendiaron las imprentas de Barcelona y el gobierno aprobó una ley de suspensión de las garantías constitucionales para evitar futuros incidentes de este tipo.
En enero de 1907 el Rey nombró jefe de gobierno a Antonio Maura al que su talante autoritario le valió la antipatía de toda la izquierda.

.
La Semana Trágica

.
Los sucesos de la Semana Trágica de Barcelona tuvieron su origen en el éxito del nacionalismo y el crecimiento de la movilización obrera.
En Cataluña predominaba la ideología anarquista que estaba escasamente articulada en asociaciones o sindicatos, esto hizo que apareciera el Partido Republicano Radical, dirigido por Alejandro Lerroux.

A la tensión política que ya existía en Barcelona hubo que sumarle el crecimiento de los sentimientos anticlericales y antimilitaristas, y esto, unido a la posición autoritaria de Maura, los errores del gobierno y, sobre todo, la crisis marroquí preparó el ambiente necesario para que se produjese lo que conocemos como Semana Trágica.

.

.
Desde los últimos años del siglo XIX la presencia española en el reino de Marruecos había ido aumentando. En julio de 1909 los miembros de algunas cabilas1 próximas a Melilla atacaron a los trabajadores de una compañía de ferrocarril española. El gobierno de Maura decidió trasladar soldados para defender los intereses españoles y para ello movilizó a los reservistas y ordenó la incorporación de estos en Madrid y Barcelona.

Hubo protestas generalizadas ante la medida y se convocó una huelga general en Barcelona para el día 26 de julio. El Comité de Huelga perdió el dominio de la situación que derivó en el asalto y quema de conventos por parte de la población.

El jueves 29 la tensión comenzó a remitir. La represión posterior fue brutal. La consecuencia de todo esto fue la caída de Maura, al que Alfonso XIII retiró su confianza en noviembre.

.

El impacto de la I Guerra Mundial

.
Después de la caída de Maura entró en el gobierno Canalejas que más tarde fue sustituido por el conde de Romanones sin pasar por elecciones ni cambio de gobierno.

El estallido de la Primera Guerra Mundial en agosto de 1914 fue un punto de no retorno en la crisis del sistema político. El gobierno con respecto a la Guerra se creía “en el deber de ordenar la más estricta neutralidad a sus súbditos españoles”. Las razones de esta decisión fueron: por un lado, la política aislacionista heredada del siglo anterior y por el otro, el convencimiento de la propia debilidad diplomática, económica y militar que dejaba al país indefenso ante las potencias.
Sin embargo en todo el país se crearon dos tendencias, la de los “aliadófilos” partidarios de los aliados cuyas ideas se identificaban con el sistema liberal y parlamentario y la de los “germanófilos” partidarios de las potencias centrales a los que se atribuía el modelo “prusiano”, valores de orden, disciplina, eficacia y conservadurismo.
Desde 1915 se generó en España un espectacular proceso de expansión debido a su neutralidad, se dispararon las exportaciones y la industria creció enormemente, sin embargo la Gran Guerra provocó consecuencias sociales muy negativas: la repatriación de emigrantes hizo aumentar el paro y los salarios crecieron por debajo de los precios.
El resultado de esta situación de crispación fue el auge de las organizaciones obreras, sobre todo la CNT. Una oleada de protestas, agitaciones campesinas y huelgas dio como resultado la crisis general de 1917.

.

La crisis de 1917

.

A principios de 1917 el hambre producida por el alza de precios, la falta de algunos productos básicos y las fortunas producidas por la especulación habían acrecentado las tensiones en algunas zonas campesinas y obreras.

En marzo de este año la UGT desencadenó una serie de huelgas y el 27 de este mes sus lideres y los de la CNT publicaron un manifiesto en el que se declaraban partidarios de la huelga general contra el gobierno.

El gobierno respondió a la huelga sacando las tropas a la calle y provocando un enfrentamiento con los piquetes en el que hubo numerosos muertos, heridos y detenidos.

La huelga significó el enfrentamiento entre los principales líderes del sistema político y provocó la caída del gobierno.

.

.LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA

.

La dictadura de Primo de Rivera fue el régimen político que hubo en España desde el golpe de Estado del capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Rivera, el 13 de septiembre de 1923, hasta la dimisión de éste el 28 de enero de 1930 y su sustitución por la “Dictablanda” del general Berenguer.

A pesar de sus esfuerzos de regeneración y el inmenso progreso de la economía y las infraestructuras, la Dictadura fue capaz de estabilizar la situación política durante un largo periodo, pero a finales de la Dictadura se produjo una crisis política que desprestigió al rey Alfonso XIII y allanó el camino a la Segunda República española.

En 1921, el líder rifeño (norte de Marreucos)  Abd-el-Krim derrotó al ejército en Annual, en lo que fue un duro revés al dominio español de Marruecos

El llamado desastre motivó una comisión investigadora parlamentaria y la redacción de un informe sobre la situación del ejército en Marruecos y las responsabilidades de la derrota que se convirtió en una dura crítica al régimen político y llegaban hasta el rey.

Antes de permitir su aprobación, diversos sectores del ejército liderados por Miguel Primo de Rivera realizaron un golpe de estado en septiembre de 1923.

Éste contó con escasa oposición, pues la inestabilidad política de los últimos años hacía que fuera visto como inevitable e hizo que la burguesía lo acogiera como garante del orden, mientras que las promesas de renovación política del ya desacreditado régimen caciquil fueron bien acogidas.

.

.

Se distinguen dos grandes etapas en la dictadura:

El Directorio Militar (1923-25)

Se creó un Directorio Militar con nueve generales de brigada del Ejército y un almirante, cuya finalidad en sus propias palabras era “poner España en orden” para devolverla después a manos civiles. Se suspendió la Constitución, se disolvieron los ayuntamientos, se prohibieron los partidos políticos, se crearon los Somatenes como milicias urbanas y se declaró el estado de guerra.

El general prohibió los sindicatos y las huelgas y mantuvo el orden gracias a la represión. Se mostró particularmente duro con los nacionalistas catalanes; eliminó la Mancomunidad y prohibió el uso oficial de la lengua y la bandera catalanas.

.

.

Primo de Rivera consiguió una enorme popularidad por finalizar victoriosamente la guerra de Marruecos. En una acción militar conjunta con Francia contra Abd-el-Krim (que había atacado la zona francesa del Protectorado) las tropas españolas desembarcaron en la bahía de Alhucemas (septiembre de 1925) y vencieron a los rifeños. Abd- el-Krim al-Jattabí se rindió.

.

El Directorio Civil ( 1925-1930)

Se constituyó en diciembre de 1925. Con él Primo quiso instituir un régimen estable. Entraron seis civiles en el Directorio entre los que destacaó José Calvo Sotelo en Hacienda.

La Dictadura se benefició de una buena coyuntura económica. La economía creció gracias a las medidas de Calvo Sotelo, destinadas a fomentar la industrialización con el intervencionismo estatal y a mejorar la agricultura y el comercio exterior.

.

.

Hubo un extraordinario desarrollo de las obras públicas y las infraestructuras. Se crearon los Comités Paritarios que eran unos organismos oficiales compuestos por representantes de patronos y obreros y un representante del gobierno. De influencia fascista, su función consistía en resolver los conflictos laborales. Los socialistas de UGT participaron en estos Comités, haciendo una política reformista (viviendas obreras, mejoras asistenciales).

Crecieron los opositores al régimen (republicanos, anarquistas, comunistas, nacionalistas, y también los antiguos partidos de la Restauración). La mayoría de los intelectuales formaron parte de la oposición; destacaron Unamuno, que fue deportado, Ortega y Gasset y Marañón.

.

.

Desde 1928 se hizo patente la decadencia de la dictadura. Los socialistas le abandonaron al aumentar la conflictividad social por el cambio de coyuntura económica. Las relaciones con Alfonso XIII se deterioraron, presionado el rey por los políticos conservadores y liberales que deseaban volver al parlamentarismo.

El 27 de enero de 1930 el Dictador se vio obligado a presentar su dimisión al Rey y exiliarse a París donde murió pocas semanas más tarde.

Alfonso XIII dio el gobierno al general Berenguer con el encargo expreso de preparar la reapertura de Cortes y la vuelta de la Constitución.

Por su parte, la oposición, compuesta por socialistas, republicanos y catalanistas, firman en mayo de 1930 el Pacto de San Sebastián con el fin de oponerse a la monarquía, muy desprestigiada tras la dictadura.

En febrero de 1931 toma el gobierno el almirante Aznar, que convocará elecciones municipales. En dichas elecciones se produce la victoria de los republicanos; Alfonso XIII deja el trono y abandona España, dando paso al cambio de régimen: se proclama la II República española.

.

LA II REPUBLICA ESPAÑOLA EN 1931 —————————————————————————————

.

La Segunda República Española (1931 – 1939) fue el segundo periodo en la Historia de España en el que la elección, tanto del Jefe del Estado como del Jefe del Gobierno, estuvo en manos del pueblo, el anterior periodo corresponde a la Primera República Española, que solo duró once meses entre los años de 1873 y 1874.

.

.

La Segunda república comienza el 14 de abril de 1931, después de la salida del país del rey Alfonso XIII, producida a la vista de los adversos resultados obtenidos por las candidaturas monárquicas, en las principales capitales de provincia, en las elecciones municipales celebradas el 12 de abril de 1931.

.
Los resultados de las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, convocadas por el jefe de gobierno, el almirante Aznar, fueron una sorpresa para todos. Los republicanos no esperaban el éxito y los monárquicos consideraban imposible la victoria de sus adversarios.

.
Lo que provocó este vuelco político fue que el sistema caciquil de la España de la Restauración había llegado a un limite insostenible, finalmente se había colapsado y por primera vez el gobierno había sido derrotado en unas elecciones.

.
En las zonas donde existía una opinión pública se había votado en contra de la monarquía que a nivel local solo estaba representada por los caciques. En el medio rural, no había habido cambio, sino que se seguía sin votar, hecho que se demuestra por la manera pasiva con la que se aceptó el cambio de régimen.

.
En un primer momento los republicanos, aunque eufóricos, mostraron una actitud de duda ante la posibilidad de tomar el poder de manera inmediata, pero los acontecimientos les llevaron a convencerse de esta posibilidad. En cuanto a los monárquicos, apenas si se creían que las elecciones celebradas no habían sido como muchas anteriores, una simulación. España había madurado, y esto trajo un cambio de comportamiento político.

.

Uno de los mayores cambios se produjo en la España de la II República es el intento de acabar con el analfabetismo de la población española.

.

.
Alfonso XIII, ante los acontecimientos, y aunque algunos le proponían resistir por la fuerza, optó por suspender el ejercicio de la potestad real y abandonar el país. La monarquía había caído porque sus miembros representaban lo que el país consideraba como un estorbo en el camino de la modernización, pero lo que los españoles no alcanzaron a ver es que excluir la monarquía no significaba necesariamente el fin de los problemas.

.
El entusiasmo con el que la sociedad española recibió la República no fue demasiado duradero, como ya había sucedido en otras etapas de la historia, esta euforia pronto se fue difuminando, poco a poco se fue creando un clima de inquietud y violencia que llevaron a España a los llamados “trágicos años treinta”.

.
Las causas de este cambio fueron, por un lado, el impacto de la crisis económica mundial que dificultó notablemente el gobierno republicano y, por otro lado, la influencia que esta crisis tuvo en las tensiones sociales, sobre todo por la situación de las clases proletarias.

.
Pero sobre todo, este cambio se debió a la brusquedad con que se produjo la transformación política. No se puede pretender una estabilidad inmediata tras un cambio tan radical de régimen; la puesta en marcha de un sistema como el republicano tan parecido a una democracia es normalmente consecuencia de un suficiente nivel cultural y de un bajo nivel de tensión social, aspectos que no se daban en la España de los años treinta.

.

El Bienio Reformista

.
En octubre de 1931,  Alcalá Zamora y Maura , abandonaron el gobierno a causa de la votación del Art. 26 de la Constitución, relativo a la cuestión religiosa. Pero en diciembre de ese mismo año Niceto Alcalá Zamora fue elegido casi por unanimidad Presidente de la República.

.
Entre diciembre de 1931 y septiembre de 1933, Manuel Azaña se hizo cargo de la jefatura de un gobierno de alianza entre republicanos de izquierda y socialistas, este periodo se denomina “Bienio Reformista”, ya que este gobierno inició muchas y profundas reformas en un periodo muy breve.

1. La reforma del ejército: . Las primeras reformas militares de Manuel Azaña estuvieron dirigidas a adecuar la cantidad de efectivos militares a las necesidades reales del país

2. La cuestión religiosa: Sin duda, la cuestión religiosa fue la que creó más enemigos a la República. La reforma se imponía, ya que el republicanismo siempre había tenido unos matices anticlericales y existía una identificación clara entre catolicismo, derecha y monarquía.

3. La reforma agraria: La más importante de las reformas que tenía que afrontar la República fue la reforma agraria debido al papel que la agricultura tenía en la economía española. Se presentaron varios proyectos, pero la oposición de la derecha y las diferencias internas de la coalición gobernante hicieron que en las Cortes las discusiones fueran interminables.

.

.

El gobierno de Manuel Azaña tuvo que hacer frente fundamentalmente a la oposición de monárquicos y anarquistas.

.
Las dos ramas de los monárquicos, los alfonsinistas y los carlistas se unieron y crearon en Madrid Acción Española, núcleo intelectual que tenía como misión armar ideológicamente al monarquismo en la línea de la extrema derecha francesa, y que presentaba a la Monarquía como única defensa posible contra la revolución.

.
Sin embargo la sublevación del 10 de agosto de 1932 no fue preparada por los monárquicos, aunque algunos generales monárquicos colaboraron en ella. La mayor influencia la ejercieron liberales de la vieja política. Esta sublevación tuvo poca importancia y se localizó en Sevilla, donde los sublevados se hicieron con el poder unas horas y en Madrid, donde intentaron sin éxito tomar el Ministerio de la Guerra.

.
La oposición anarquista se centro en las zonas rurales y seguía siempre la misma táctica revolucionaria:

.
– Se daba la noticia de la Revolución,
– la población del lugar se sublevaba e intimidaba a la Guardia Civil,
– en ocasiones se tomaba el ayuntamiento o se incendiaban centros oficiales y
– la llegada de más tropas de la Guardia Civil suponía el fin de la revolución.

.
Entre 1931 y 1933 se aplicó esta táctica hasta tres veces: enero de 1932 en Alt de Llobregat, en Cataluña; principio de 1933 en Valencia y Andalucía (sucesos de Casas Viejas); y a finales de 1933 en Zaragoza y en la cuenca del Ebro.

.

..

Pero las mayores dificultades a las que tuvo que hacer frente Manuel Azaña y que acabarían con él, provenían de sectores menos violentos pero más efectivos, de la derecha parlamentaria, dirigida por José María Gil Robles, y del propio bando republicano.

.

En 1932, las protestas en contra del gobierno se hicieron más violentas y entre final de 1932 y comienzo de 1933 nacieron dos nuevos partidos conservadores; la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) y la Renovación Española.

.

El Bienio Radical–Cedista
La consulta electoral de 1933 se desarrolló con un gran entusiasmo por parte de todos los rivales. La Ley Electoral vigente favorecía las alianzas, cosa que tuvieron muy en cuenta las derechas que elaboraron programas comunes.

.
Sin embargo, la izquierda no opto por la misma táctica, los anarquistas optaron por la abstención y no hubo colaboración entre los socialistas y los republicanos de izquierda salvo en escasas excepciones.

.
El resultado que arrojo estas elecciones mostró una clara tendencia derechista, pero no aplastante, existió un cierto equilibrio entre las grandes fuerzas políticas en número de votos. Pero el número de diputados obtenidos por un sistema electoral mayoritario hizo desaparecer este equilibrio.

.
Los dos grandes triunfadores de las elecciones de noviembre de 1933 fueron, sin duda, Alejandro Lerroux (Partido Radical) y José María Gil Robles (CEDA).

.
El Partido Radical contaba con un dirigente respetado como Alejandro Lerroux, pero carecía de un plan político efectivo y consideraba mayoritariamente el poder como un fin en sí mismo.

.
La CEDA constituía la versión española de los partidos católicos existentes en el extranjero y agrupaba a personas de muy variada procedencia, sólo unidos por el común ideal de la defensa del catolicismo, lo que explica las dificultades de los dirigentes ante las tensiones entre los diversos sectores del partido. Si se mantenía la unidad a pesar de los problemas era debido a la personalidad de su líder, José María Gil Robles.

.

El primer gobierno de Lerroux

.
Durante los primeros meses del segundo bienio republicano, de diciembre de 1933 a abril de 1934, se sucedieron dos gobiernos.

.
Las medidas propuestas por el gobierno presidido por Alejandro Lerroux fueron  conservadoras . Su primer gobierno fue un exceso de moderación, trató sobre todo de apaciguar los ánimos en lo referente al tema religioso, con medidas poco eficaces; en cuanto a la reforma agraria, no solo no fue suspendida, sino que se vio reforzada con la confirmación de unos polémicos decretos sobre la intensificación de cultivos.

.
La actitud moderada de Lerroux se topó con críticas muy duras tanto por parte de la CEDA como desde el interior del Partido Radical. Esto junto a un enfrentamiento de Lerroux con el Presidente Alcalá Zamora por la cuestión de la amnistía provocó el temporal alejamiento del poder de Alejandro Lerroux.

.
El encargado de sustituir a Lerroux fue el diputado Ricardo Samper Ibañez (Partido Radical), pero éste no fue respetado por ninguno de los sectores políticos, y los problemas seguían aumentando; a la difícil colaboración entre la CEDA y el Partido Radical se sumó la actitud combativa de la izquierda socialista y republicana.

.En el verano de 1934 el movimiento socialista campesino se lanzó a una huelga motivada por el extremismo del sector dirigente y el descenso de los salarios. El gobierno logró acabar fácilmente con la subversión porque ésta no tenia el apoyo del sindicalismo urbano.

.

Los sucesos de Cataluña y País Vasco impulsaron a Gil Robles, líder de la CEDA, a pedir que este partido se incorporase al gobierno, hecho complicado pues un partido como éste nunca se había inclinado por los principios republicanos.

Niceto Alcalá Zamora en su afán de moderación, concedió las carteras ministeriales de Justicia, Agricultura y Trabajo a la CEDA.
La violenta reacción de la izquierda, protagonizada por los grupos republicanos de izquierda que protestaron enérgicamente ante la entrada de la CEDA en el gobierno, llevó a un movimiento huelguista de protesta en toda España, aunque no tuvo el apoyo suficiente como para impedir el cambio de gabinete, solo se registraron acontecimientos graves en Cataluña y en Asturias.

.

El segundo gobierno de Lerroux

.
En mayo de 1935 se formó un nuevo gobierno presidido por Lerroux, en el que la CEDA ocupaba cinco ministerios. Este gobierno no consiguió nada positivo, pues la falta de cohesión interna impidió que salieran adelante cuestiones incluso en las que todos los partidos estaban de acuerdo.

.
Ante la presión de su propio partido Gil Robles hubo de prescindir de Giménez Fernández y sustituirlo por Velayos, del Partido Agrario (conservador). Éste elaboró una Ley de Contrareforma Agraria, que suponía deshacer todo lo que se había avanzado desde 1931. Esta ley, por su carácter reaccionario, fomentó inevitablemente las tensiones sociales.

.

En 1934 se concreto la idea tan anhelada por Manuel Azaña, una federación de izquierdas republicanas, con la formación de Izquierda Republicana, que, más tarde, con la unión de las izquierdas burguesas formó el denominado Frente Popular.

.
La campaña electoral de este partido, para la elecciones de 1936, se centró en el deseo de restablecer la República del 14 de abril de 1931, frente a la corrupción y el reaccionismo de los dos últimos años de gobierno Radical–Cedista. Una de las ventajas con las que contaba el Frente Popular era que centralizó sus candidaturas, lo que les permitió presentarse con una única para toda España, frente a la división de las derechas.

.
El resultado de las elecciones de febrero de 1936 fue una sorpresa. El país se había dividido en dos tendencias semejantes en cuanto a fuerza: el Frente Popular y las derechas. Se ha dicho que estas elecciones fueron el directo antecedente de la Guerra Civil, en las urnas se enfrentaban ya las dos España que unos meses más tarde lo harían en las trincheras.

.
Manuel Azaña, cabeza visible del Frente Popular, se hizo cargo del gobierno tras la precipitado dimisión del Jefe de Gobierno. A pesar de su actitud conciliadora y la disposición de la CEDA a colaborar en el mantenimiento de la estabilidad del régimen, la realidad era otra.

.
El primer conflicto surgió a raíz de la corrupción en ambos bandos que pretendían aumentar sus representaciones. Otro grave error fue la destitución de Niceto Alcalá Zamora el 7 de abril de 1936 de forma poco recta y quizás lo peor fue la elección de Azaña como nuevo Presidente de la República, pues al hacerlo eliminaban uno de los pocos gobernantes que pudieran evitar una guerra civil.

.
Como jefe de Gobierno fue nombrado Santiago Casares Quiroga, que se mostró impotente frente a los acontecimientos. El gobierno estaba dispuesto a proseguir con la reforma agraria, pero en realidad lo que hizo fue legalizar la ocupación espontanea de las tierras.

.
El aumento del desorden público, hacia crecer el temor de la derecha, y fue una de las causas principales del colapso del régimen. Se produjeron ataques a la Guardia Civil, quema de iglesias, huelgas, luchas internas entre socialistas y anarquistas, etc.

.
Los partidos de centro-derecha perdían fuerza frente al extremismo derechista que no podían controlar. En las Cortes, José Calvo Sotelo, monárquico de extrema derecha, empezó a sustituir a Gil Robles como líder de la derecha, y los jóvenes de la CEDA se pasaban a la Falange.

.
En julio, la Guerra Civil era inminente, y el detonante fue el asesinato de José Calvo Sotelo, el 13 de julio en Madrid, a manos de guardias de asalto en represalia por el asesinato del guardia de asalto, teniente José Castillo, cometido por la derecha.

.

.

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: